Sinti y Roma: Una historia de huida

View in English

“Quiero un sitio donde poder dar voz a la minoría”. Moritz Pankok dejó de idear, diseñar y fabricar bambalinas de los mejores teatros de Alemania para reencontrarse con sus orígenes. Su infancia le marcó. Su abuelo, romaní (gitano), dejó en él una impronta imborrable. “La historia de Sinti y Roma es una historia de huida, de éxodo, que en Alemania, además, tiene un peso especial por el nazismo”. ¿Por qué un hombre renuncia a vivir de un oficio con el que vive bien y es tan creativo? “Para poder dar un espacio a artistas buenos y poco conocidos que intentan hacer la doble tarea de buscarse en el mundo del arte y en la sociedad actual”.

“Todo el mundo conoce el flamenco, una mezcla de música sefardí, gitana y música árabe”, cuenta Pankok, “pero lo que la gente no parece querer saber es que esta minoría es muy creativa y tiene mucha fuerza en el arte contemporáneo”. Kai Dikhas, que en romaní quiere decir “sitio que ver”, es una galería joven; lleva solo dos años intentando hacer ver que “no hay nada que sea etiquetado como arte romaní, pero existe; tiene un pasado y un bagaje muy distinto e interesante”. El pasado mes de abril, Pankok puso en marcha una acción cultural fascinante. Reunió a un grupo de artistas romaníes para crear en cualquiera de sus disciplinas una obra de arte que después se expondría en la pequeña galería. Fue un evento abierto al público: los autores podían interactuar con los curiosos viandantes que, sin duda, podrían opinar sobre el arte en vivo.

La galería Kai Dikhas expone constantemente obras de esta minoría, “es plural, es multicultural, pero tiene en común que los gitanos son señalados allí donde viven, y así su arte habla de esos prejuicios”. Pankok es alemán, pero, como él cuenta: “no hago esto por la minoría, intento darle un espacio, una galería donde ellos puedan hablar por sí mismos”. “En todos los viajes que hago para conocer a los artistas romaníes me encuentro con la misma historia, tienen muchos puntos en común, uno de ellos es expresar la exclusión por medio de la creatividad”.